Posteado por: HispaniaGothorum | 26 noviembre 2007

LOKASENNA(los sarcasmos de Loki)

LOKASENNA
(Los sarcasmos de Loki)

Sobre Aegir y los dioses:

Aegir, llamado por otro nombre Gymir, preparó cerveza para los dioses una vez le entregaron la gran caldera de que ya se ha hablado. Thor no vino, porque estaba en oriente. Allí estaba Sif, la esposa de Thor, Bragi e Idun su mujer. Týr, el manco, estaba allí: el lobo Fenrir le había arrebatado la mano de un mordisco cuando le ataron. Allí estaban Njörd y su mujer Skadi, Frey y Freyja, Vídar, el hijo de Odín. Loki estaba allí, y los servidores de Frey, Byggvir y Beyla. Había allí muchos Aesir y Elfos. Aegir tenía dos servidores, Fimafeng y Eldir. En lugar de lámparas había oro brillante. La cerveza se escanciaba sola. El lugar era inviolable. Alabaron todos mucho a los sirvientes de Aegir, tan buenos eran. Pero esto no le agradó a Loki, y mató a Fimafeng. Entonces, los Aesir blandieron sus escudos e interceptaron a Loki, y le persiguieron hasta el bosque, y volvieron luego para seguir bebiendo.
Loki regresó y encontróse con Eldir fuera de la casa. Loki le dijo:

“Dime, Eldir,    pero no avances
un solo paso:
¿qué hablan, ahí dentro,    los nobles hijos
de los dioses triunfales?”

Eldir dijo:

“De sus armas hablan,    y de sus hazañas
los hijos de los dioses;
de los Aesir y Elfos    que ahí están, ninguno
dice bien de ti.”

Loki dijo:

“Ahora he de entrar    al palacio de Aegir,
a ver el banquete;
discordia y disputa    llevaré a los Aesir,
amagaré su hidromiel.”

Eldir dijo:

“Sabes que si entras    en el palacio de Aegir
para ver el banquete,
si salpicas de agravios    a los nobles dioses,
en ti se han de secar.”

Loki dijo:

“Bien sabes, Eldir,    si nosotros dos, solos,
hemos de zaherirnos,
buenas respuestas    yo sabré encontrar;
tú hablas demasiado.”

Entonces entró Loki al palacio. Y cuando los que allí estaban vieron quién había llegado, callaron todos:

Loki dijo:

“Al palacio vengo,    yo, Loki, sediento
del largo camino,
a pedir a los dioses    que me den de beber
del famoso hidromiel.”

“¿Por qué calláis así?    ¿Estáis tan irritados
que no podéis hablar?
Un asiento y un lugar    señaladme en el festín,
o arrojadme de aquí.”

Bragi dijo:

“Un asiento y un lugar    jamás te señalarán
los Aesir en el festín;
pues saben a quién    deben admitir
en el gran banquete.”

Loki dijo:

“Recuerda, Odín,    que en tiempos lejanos
unimos nuestra sangre;
dijiste que nunca    probarías la cerveza
si no bebíamos los dos.”

Odín dijo:

“Levántate, Vídar,    deja al padre del lobo
asiento en el festín
que no suceda que Loki    nos lance injurias
en las salas de Aegir.”

Entonces se levantó Vídar y sirvió la bebida a Loki. Pero antes de beber, saludó a los Aesir:

“Salud a los Aesir,    salud a las Aesirinas,
y a los dioses santos todos;
menos a un solo Aesir    que se sienta allá al fondo,
a Bragi, en su escaño.”

Bragi dijo:

“Un corcel y una espada    te daré de mis bienes,
Bragi te ofrece un anillo
para que los Aesir    no vayas a injuriar;
no provoques a los dioses.”

Loki dijo:

“Siempre del caballo    o del brazalete
carecerás, Bragi;
de los Aesir y Elfos    que están aquí, tu eres
el más cobarde en la lucha,
y quién más teme a los dardos.”

Bragi dijo:

“Sé que si estuviera fuera    como ahora dentro estoy
en las salas de Aegir,
tu cabeza    llevaría en mi mano,
castigaría tu mentira.”

Loki dijo:

“Eres valiente en tu escaño,    no deberías ser así,
Bragi, “ornato del escaño.”
Ven a luchar    si estás irritado,
el esforzado nada teme.”

Idun dijo:

“Te lo ruego, Loki,    en bien de los parientes
y los hijos amados,
no lances a Bragi    esas injurias
en las salas de Aegir.”

Loki dijo:

“¡Calla, Idun!    De todas las mujeres
eres la más libertina,
pues enlazaste en tus brazos    bellamente lavados
al matador de tu hermano.”

Idun dijo:

“Yo no injurio a Loki    con insultos
en las salas de Aegir;
apaciguo a Bragi,    embriagado de cerveza,
no quiero que luchéis.”

Gefjun dijo:

“¿Por qué aquí dentro    vosotros dos,
los Aesir, os insultáis?
Bien sabe Loki    que está hechizado,
que los dioses no le aman.”

Loki dijo:

“¡Calla, Gefjun!    Aún contaré
quién te redujo a placer,
ese blanco muchacho    que te dio un collar,
tú le abrazaste.”

Odín dijo:

“Estás borracho, Loki,    estás demente,
al injuriar a Gefjun,
pues creo que sabe    todos los destinos
tan bien como yo.”
Loki dijo:

“¡Calla, Odín!    Nunca sabes repartir
la victoria en el combate;
le diste a menudo    a quien no debías,
la diste a los más flojos.”

Odín dijo:

“Sabes que si di victoria    a quien no debía,
a los más flojos,
tú ocho inviernos    estuviste bajo tierra,
ordeñadora y mujer,
y concebiste allí un hijo,
y eso amaricamiento es.”

Loki dijo:

“Magia negra hacías,    eso dicen, en Samsey
tableabas como las völvas;
en figura de brujo    viviste entre hombres,
y eso amaricamiento es.”

Frigg dijo:

“De vuestros destinos    nunca deberíais
decir a los hombres,
lo que los dos Aesir    hicisteis en el pasado,
lo pasado sea pasado.”

Loki dijo:

“¡Calla, Frigg!    Eres la hija de Fjörgyn,
fuiste siempre libertina,
tú, esposa de Vidrir,    dejaste a Vé y a Vili
apretarse a tu pecho.”

Frigg dijo:

“Sabes que si aquí tuviera,    en el palacio de Aegir,
un hijo como Baldr,
no habrías de escapar    de los hijos de los Aesir,
te matarían, insolente.”

Loki dijo:

“¿Aún quieres, Frigg,    que siga diciendo
aún más conjuros?
Yo soy la causa    de que ya no cabalgue
Baldr por las salas.”

Freyja dijo:

“Estás borracho, Loki    ya que nos dices
horribles conjuros;
los destinos, Frigg    creo los sabe todos,
aunque no los diga ahora.”

Loki dijo:

“¡Calla, Freyja!    Muy bien te conozco,
muchas son tus deshonras,
de los Aesir y Elfos    que aquí dentro están
cada uno fue tu amante.”

Freyja dijo:

“Falaz es tu lengua,    y más bien a ti
mismo te ha de herir:
irritaste a los Aesir    y a las Aesirinas,
y abatido volverás.”

Loki dijo:

“¡Calla, Freyja!    Eres una bruja
y de muy mala fama,
pues con tu hermano te hallaron    los amables dioses,
y entonces, Freyja, de miedo peíste.”

Njörd dijo:

“Poco importa que un hombre    busque la mujer,
como esposo o de otra forma;
más asombra que el Aesir    afeminado que aquí entró
llegara a parir un hijo.”

Loki dijo:

“¡Calla, Njörd!    A oriente te enviaron,
y a los dioses, como rehén;
y las hijas de Hymir    te usaron de bacín,
en la boca te mearon.”

Njörd dijo:

“Un beneficio me fue    el enviarme de lejos
a los dioses como rehén:
engendré un hijo    al que todos aman,
es el príncipe de los dioses.”

Loki dijo:

“¡Detente, Njörd!    No sigas hablando,
no lo ocultaré ya más:
fue con tu hermana    que engendraste el hijo,
de ti eso se podía esperar.”
Týr dijo:

“Frey es el mejor    de los valientes jinetes,
en tierra de los dioses;
no daña a las doncellas    ni a las mujeres,
y a todos libera.”

Loki dijo:

“¡Calla, Týr!    Nunca supiste
conciliar un pleito;
tu mano derecha    he de mencionar,
la que Fenrir te arrancó.”

Týr dijo:

“A mí me falta una mano,    pero Hrodsvitin a ti,
los dos tuvimos desgracias;
tampoco disfruta    el lobo encadenado
esperando el Ragnarök.”

Loki dijo:

“¡Calla, Týr!    Pues tu mujer
tuvo un hijo conmigo;
ni un palmo de tela    ni un penique recibiste,
miserable, por esa ofensa.”

Frey dijo:

“Veo un lobo que yace    ante el estuario
hasta que los dioses mueran;
igualmente, a ti,    artesano de discordias,
si no callas, te atarán.”

Loki dijo:

“Con oro compraste    a la hija de Gymir,
tu espada diste también;
más cuando en Myrkvid cabalguen    los hijos del Muspell
no sabes como lucharás.”

Byggvir dijo:

“Si yo fuera noble    como es Inguna-Frey,
si igual fuera mi casa
molería hasta el tuétano    tu cuerpo dañino,
te tulliría los miembros.”

Loki dijo:

“¿Quién es el pequeño    que menea el rabo
y husmea, y husmea?
Sisearás siempre    al oído de Frey,
sentado en el molino.”
Byggvir dijo:

“Byggvir me llamo,    y acudo presto
a dioses y hombres;
pues es mi triunfo    que aquí beben cerveza
los hijos de Hropt.”

Loki dijo:

“¡Calla, Byggvir!    Nunca podrás
partir bien la comida,
y en los escaños de pajas    no se te podría hallar
habiendo batalla.”

Heimdall dijo:

“Estás borracho, Loki,    y hasta estás demente,
¿por qué no lo dejas, Loki?
la bebida en exceso    daña a cualquiera,
y no domina la lengua.”

Loki dijo:

“¡Calla, Heimdall!    En tiempos lejanos
se te dio muy fea vida:
con la espalda enhiesta    habrás de estar siempre
guardando a los dioses.”

Skadi dijo:

“Estás alegre, Loki,    no por mucho tiempo
seguirás sin freno:
te atarán los dioses    a la roca punzante
con las tripas del troll.”

Loki dijo:

“Si me atan los dioses    a la roca punzante
con las tripas del troll,
sabe que fui el primero    cuando matamos,
cuando atacamos a Thjazi.”

Skadi dijo:

“Si fuiste el primero    cuando matasteis,
cuando atacasteis a Thjazi,
sabe, que de mis templos    y de mi casa
te alcanzará mi odio.”

Loki dijo:

“Más suavemente hablaste    al hijo de Laufey
cuando me ofreciste ir a tu lecho.
Tanto podríamos decir    si hubiéramos de hablar
De nuestras deshonras.”
Entonces avanzó Sif y sirvió el espumeante hidromiel a Loki en su copa, y dijo:

“Salud, Loki,    toma la copa espumeante
llena de antiguo hidromiel,
deja a una sola    de entre todos los Aesir
sin deshonrar.”

Tomó el cuerno y bebió:

“Sólo tú sería ésa,    si es que fueras
rigurosa con los hombres;
sé sólo de uno,    le creo conocer,
al que amaste pese a Hlórridi,
y fue Loki, el mago.”

Beyla dijo:

“Se estremecen los montes,    creo que llega
Hlórridi a casa;
hará callar    a aquel que insulta
a los dioses y los hombres.”

Loki dijo:

“¡Calla, Beyla!    Eres esposa de Byggvir,
estás llena de mal;
mayor iniquidad, sierva,    no se halla entre los Aesir,
llena estás de tulliduras.”

Entonces legó Thor, y dijo.

“¡Calla, afeminado!    Mi martillo espléndido,
Mjöllnir, te hará callar;
la roca de los hombros    te arrancaré del cuello,
y acabaré tu vida.”

Loki dijo:

“¡El hijo de Jörd    acaba de entrar,
¿Por qué, Thor, así ruges?
No tendrás valor    al luchar con el lobo,
cuando devore a Sigfödr.”

Thor dijo:

“¡Calla, afeminado!    Mi martillo espléndido,
Mjöllnir, te hará callar;
te lanzaré as lo alto    hacia el oriente,
y ya nadie te verá.”
Loki dijo:

“De tus viajes a oriente    jamás deberías
decir historias,
pues te ocultaste, guerrero,    en el pulgar del guante:
y no parecías Thor.”

Thor dijo:

“¡Calla, afeminado!    Mi martillo espléndido,
Mjöllnir, te hará callar;
te mataré con mi diestra,    asesino de Hrungnir,
y te romperé los huesos.”

Loki dijo:

“Espero tener larga vida    aunque me retes
con tu martillo;
no te fueron fáciles    las correas de Skrýmir,
no pudiste tomar los víveres,
y desfallecías de hambre.”

Thor dijo:

“¡Calla, afeminado!    Mi martillo espléndido,
Mjöllnir, te hará callar;
la muerte de Hrungnir    te llevará al Hel,
a la entrada de los muertos.”

Loki dijo:

“Dije a los Aesir    y a los hijos de los Aesir
lo que bien me plugo;
pero sólo ante ti debo retirarme,
bien sé que me golpearás.”

“Cerveza hiciste, Aegir,    pero nunca más
prepararás un festín;
todos tus bienes    que hay aquí dentro
los lamerá el fuego,
que te abrase la espalda.”

Sobre Loki:
Y después de esto, Loki se ocultó en la cascada de Frennang, en figura de salmón. Allí lo cogieron los Aesir. Le ataron con las tripas del hijo de Nari. Y Narfi, su otro hijo, fue convertido en lobo. Skadi cogió una serpiente venenosa y la ató sobre la cara de Loki. Rezumaba veneno. Sigyn, la mujer de Loki, estaba sentada allí y sostenía una vasija bajo el veneno. Y cuando la vasija se llenaba, tiraba el veneno; y mientras tanto el veneno goteaba sobre Loki. Entonces se retorcía tanto que hacía temblar la tierra; a esto le llaman ahora terremotos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: