Posteado por: HispaniaGothorum | 27 noviembre 2007

La creación de hombres,enanos y elfos

Los Aesir contemplaron su obra, y les pareció incompleta, así que decidieron crear seres que la habitasen.

 Un día, paseando por la orilla del mar y mientras observaban su obra, Odín, Vili y Ve se encontraron con dos árboles caídos. Un olmo y un fresno. Odín lés imbuyó a cada uno el aliento de la vida. Vili les dotó de espíritu y les dio el ansia del conocimiento. Ve les otorgó los cinco sentidos, para que pudieran sentir el mundo. Cuando todo acabó, los dos árboles no se parecían en nada a como eran originalmente, si no que era una versión en pequeño de cómo eran los mismísimos dioses. Fueron el primer hombre y la primera mujer. El hombre procedía del fresno y se llamó Ask. La mujer, que procedía del olmo se llamó Embla. Los hijos de Bor les regalaron el reino de Midgard para que residieran en él.

Pero los hijos de Bor se dieron cuenta de que mientras ellos habían estado ocupados, habían surgido de las carnes en descomposición de Ymir gran cantidad de criaturas. Estas criaturas eran bestias apestosas y oscuras. Y, aún siendo repulsivas, estaban dotadas de vida, y los Aesir se sintieron obligados a ayudarles.
 Los dioses se hicieron cargo de estas bestias sucias y escurridizas y las transformaron, dando a cada una de ellas una forma acorde con su forma de ser. Las criaturas, que eran de naturaleza maligna y perversa recibieron un cuerpo deforme con muchos bultos. Pero eran fuertes, y sobrevivían allí donde otros no podían hacerlo. A estos seres les llamaron enanos y fueron enviados a un lugar llamado Svartalfheim, un mundo subterráneo muy por debajo del reino de Midgard. Allí podrían cavar la tierra y descubrir los ricos metales y gemas que tanto valoraban sus avarientas mentes. Tenían que tener cuidado de no subir a la superficie durante el día, ya que el mas pequeño haz de luz solar los convertía en piedra instantáneamente.

Otro tipo de criaturas eran las que poseían un espíritu gentil y amable, sin maldad ninguna en su corazón, ni perversión en su alma, estos se transformaron y se convirtieron en seres hermosos, tan ligeros como el mismísimo aire, y fueron llamados duendes. A ellos les fue otorgado el Alfheim, donde podrían habitar junto a Freyr. Este mundo de los duendes se encontraba entre el Asgard y el Midgard. Allí tendrían un refugio seguro, y podían bajar al Midgard siempre que quisieran, ya sea para jugar con una bandada de pájaros que surcara el cielo, como para cuidar de las plantas que necesitaran de cuidados especiales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: