Posteado por: HispaniaGothorum | 27 noviembre 2007

La muralla de Asgard

Después de la guerra contra los Vanir, los dioses tenían que reconstruir la muralla de Asgard. Este era un trabajo tremendamente duro, incluso para los poderosos Aesir, pero no podían quedar indefensos ante un posible ataque de los gigantes.

Un día, un forastero pidió audiencia a Odín. Este convocó a los Aesir y se reunieron en el Gladsheim con el forastero. Este extraño se ofreció a reconstruir la muralla en poco mas de un año, ayudado solo por su caballo. A cambio quería la mano de Freya, la hermosa diosa del amor.

Los Aesir montaron en cólera por tan ominosa osadía, pero Loki les expuso un plan para aprovecharse de la situación. Loki consideraba que lo mas inteligente era acceder a su petición, pero concediéndole solo seis meses para realizar la obra. De esta manera, al menos, se encontrarían con la muralla medio construida y sin deber nada a cambio. Después de algunas deliberaciones decidieron hacer la propuesta al extraño, y este la aceptó.

Al día siguiente, el constructor empezó a trabajar con ahínco. Los Aesir vieron estupefactos como el Svadilfari, el caballo del forastero, era capaz de trasportar piedras de un tamaño descomunal y a una enorme velocidad. Al mismo tiempo, el constructor las cincelaba y colocaba con la misma rapidez.

 Ya cerca de cumplir el plazo convenido, los Aesir contemplaron estupefactos que el extraño constructor estaba punto de concluir la obra. Esto les contrariaba en gran medida, sobretodo a Freya, a la que no le gustaba la idea de casarse con ese desconocido. Así que Odín convocó una reunión para buscar un salida al problema. El ladino Loki mostró una vez mas su capacidad para el engaño ideando un nuevo plan.

 Durante la noche Loki se transformo en yegua y sedujo a Svadilfari. De esta manera Loki se llevó la mejor ayuda del constructor. Este enseguida se dio cuenta del engaño, con lo que tremendamente enfadado protestó ante los Aesir. Tan grande era su ira, que no pudo retener mas su disfraz, y se mostró a los ojos de los dioses tal y como era, un enorme gigante de roca llamado Hrimthurs. Inmediatamente Thor lanzó contra él un poderoso golpe de su martillo Mjolnir, acabando con él.

Pasó el tiempo y Loki regresó a Asgard. Con el venía un extraordinario potro de ocho patas, al que llamaron Sleipnir. Loki les contó que era el fruto de la unión de la yegua en la que se había convertido y el poderoso semental Svadilfari. Todos convinieron en que se posiblemente se tratase del corcel mas veloz del universo, con lo que fue entregado a Odín. Así Sleipnir se convirtió en el fiel corcel de Odín, El Padre de Todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: