Posteado por: HispaniaGothorum | 27 noviembre 2007

Tyr y el lobo Fenrir

Tyr era el más valiente de los dioses, el patrón de los bravos guerreros. El lobo Fenrir era uno de los monstruosos descendientes de Loki, nacido de una gigante. Los dioses habían oído una profecía sobre que el lobo y sus parientes destruirían un día el mundo, por lo que ellos tomaron a la bestia para que creciese bajo su control. Sólo Tyr tuvo el valor de cuidarlo. Todo fue bien mientras el lobo era una cría, pero cuando los dioses vieron lo enorme que se estaba haciendo se intranquilizaron y decidieron encadenarlo. Para ponerle las cadenas intentaron tenderle una trampa. Lo convencieron para que se dejase poner los grilletes, pretendiendo que era para realizar una prueba de su fuerza; cuanto más resistente fuese la cadena, más grande sería el prestigio al romperla. Desgraciadamente, aunque la cadena era fuerte, el lobo la hizo pedazos. La única solución fue conseguir que unos hábiles artesanos, los enanos, hicieran una cadena con seis elementos: el sonido de un gato al merodear, la barba de una mujer, la raíz de una montaña, los tendones de un oso, el aliento de un pez, y la saliva de un pájaro, los enanos aceptaron el encargo. Como era de esperar, con esos materiales produjeron ciertamente una cadena muy fina, pero tremendamente fuerte. Luego, los dioses intentaron engañar al lobo para que se la pusiese, argumentando que cualquiera que pudiese destruir una de hierro podría quebrar ésta fácilmente. Pero el lobo respondió que no proporcionaba ningún prestigio romper una cadena tan delgada salvo que hubiese sido hecha con trampa, y en tal caso él no quería tener nada que ver con ella. Al final, sin embargo, temiendo que su valor fuese cuestionado, Fenrir accedió, pero sólo con la condición de que, como prueba de buena fe, uno de los dioses debía poner su mano dentro de las fauces del lobo cuando fuese encadenado. Los dioses se miraron unos a otros con perplejidad, nadie aceptaba la prueba. Al final se ofreció el bravo Tyr. Ataron al lobo con la cadena engañosa. Él luchó por escaparse, no pudo, y arrancó de un mordisco la mano de Tyr. Luego los dioses lo arrastran hasta una roca con una espada metida a modo de cuña entre sus fauces para que cesase de morder. Lo abandonaron allí, y para que allí permaneciera hasta el fin del mundo, hasta el Ragnarök.

    Los dioses saben que el Ragnarök es inevitable. Ha sido profetizado que serán destruidos en esta batalla final y, no obstante, se preparan para ella. Habrá un invierno violento, el Fimbulvetr, el invierno monstruoso; vendrán estos tres inviernos seguidos sin verano por medio. El mundo se llenará de contiendas, incluso con luchas en el seno de las familias. Los vínculos éticos se disolverán. Hay terribles fenómenos naturales. Alto le había explicado a Gangleri que el sol y la luna correrían a través de los cielos perseguidos por lobos que intentarían comérselos. En el Ragnarök, los lobos los capturarán. Del mar surge la gran Serpiente del Mundo, Iormungand, con ánimo de lucha. Crea maremotos que liberan al barco Naglfar, en este barco está el gigante Hrym. Loki, también liberado de sus ataduras, es el timonel. Desde el Sur avanza el demonio de fuego Surt con sus ejército. Lo más terrorífico de todo son las carreras de Fenrir con sus fauces abiertas de manera que la mandíbula de arriba toca el cielo y la de abajo la tierra, y las abriría aún más si hubiera espacio para ello.

    Heimdall toca el cuerno para convocar a los dioses al consejo de guerra. Odín consulta a la cabeza de Mimir, pero es demasiado tarde. Los dioses se arman. Freyr lucha contra Surt, pero está inadecuadamente armado, ha dado su espada a Skirnir y por eso es derribado. Thor logra destruir a Iormungand, pero es vencido por su veneno y cae muerto. Fenrir se traga a Odín. El hijo de Odín, Vidar, venga a su padre, matando al lobo Fenrir. Garm, un perro monstruoso, y Tyr se matan el uno al otro, como también lo hacen los tradicionales enemigos Loki y Heimdall. En ese momento, Surt echa fuego por toda la tierra y se quema.

    Sin embargo, Ragnarök significa el fin del régimen de los antiguos dioses. Aunque de hecho no es el final de todo. Vendrá una edad de oro. Los campos florecerán sin ser sembrados y todas las enfermedades se curarán. Bálder regresará, y los hijos de los antiguos dioses cogerán su herencia.

******************

    “Una era de hachas, una era de espadas y de escudos destruidos, una era de tempestades, una era de lobos, antes que la era de hombres se derrumbe.”

    “Un lobo engullirá al sol, y los hombres lo verán como una gran catástrofe. El otro lobo capturará a la luna, y tampoco esto será mejor. Las estrellas caerán del cielo. También esto sucederá; toda la tierra y las montañas temblarán de manera que los árboles se desprenderán del suelo, y las montañas se tambalearán y todos las cadenas y lazos se quebrarán y se romperán. Y entonces el lobo Fenrir quedará libre.”

    “¿Y qué ocurrirá después de que el cielo, la tierra y todo el mundo sea arrasado por el fuego y todos los dioses estén muertos, junto con todos los grandes guerreros y toda la humanidad?”

    “Una segunda tierra ve surgir del mar, verde otra vez, las cataratas caen, el águila vuela sobre ellas, cazando peces en las corrientes de las montañas.”

    “Los Ases de nuevo se reúnen en Idavoll y hablan de la poderosa Serpiente del Mundo, y traen a la memoria los poderosos juicios y los antiguos misterios de mismo Gran Dios.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: