Posteado por: HispaniaGothorum | 6 diciembre 2007

LA edad del hierro romana (siglos I-IV d.c.)

Aunque el depósito de sacrificios en las tierras húmedas continuó durante toda la edad

del hierro romana, pueden observarse algunos cambios notables en la naturaleza de las

ofrendas. Casi todos los objetos que pertenecen a este período son armas de guerra y,

especialmente en Escandinavia meridional, son de origen romano. Se puede suponer

con seguridad que fueron botín tomado en la batalla y arrojado al lago, pantano o río

como una ofrenda de gratitud por la victoria en la guerra. Estos depósitos pueden por lo

tanto indicar que hubo numerosas escaramuzas en aquella época entre los escandinavos

y los vecinos del sur, que aunque no formaban parte del imperio romano eran aliados de

los romanos y tenían armas romanas. Algunos escandinavos también pudieron haber

dejado sus tierras para servir como mercenarios en las armadas romanas, regresando a

su hogar después de su turno de servicio con objetos de valor y artículos lujosos de

fabricación romana. Muchos de esos objetos llegaron hasta las tumbas, simbolizando tal

vez la vida aventurera y la alta posición social de los individuos allí enterrados.

No todos los productos del impero romano llegaron a Escandinavia por esos medios.

Durante los cuatro siglos de la era romana en la Europa continental hubo, sin duda

alguna, un contacto pacífico entre los pueblos escandinavos y las zonas romanizadas del

sur. Algunos de los artículos más espléndidos, como vasos de vidrio, de bronce y de

metales preciosos que han sido recuperados pudieron haber llegado a Escandinavia a

través del intercambio de regalos entre familias dirigentes de cada lado de la frontera,

pero otros objetos más corrientes llegaron sin duda a través del comercio. Se encuentran

en Noruega, Dinamarca y Suecia central y meridional, pero a finales del período son

más comunes en la isla de Gotland, bien situada en medio del mar Báltico. La

distribución de los hallazgos señala las rutas por las cuales las mercancías de comercio

viajaban desde Europa central y meridional: a lo largo del Elba y del Rhin y por el

litoral occidental hasta la costa báltica, Gotland y Suecia central. Las joyas, la cerámica

y las monedas (denarios) atestiguan este comercio. Tuvieron una influencia importante

en el desarrollo posterior de los estilos artísticos y los artefactos escandinavos.

Es difícil saber con seguridad qué productos escandinavos se cambiaban por los objetos

romanos, más duraderos, pero sin duda las pieles del norte desempeñaron un papel

importante. Los productos agrícolas, en particular los cereales y los cueros de reses,

también estaban muy solicitados por las legiones romanas y probablemente constituían

la mayor parte de las mercancías enviadas al sur. Los indicios señalan que las

actividades agrícolas aumentaron en Escandinavia durante esos siglos y es más que

probable que fuera en respuesta a un mercado más amplio. Las aldeas de Dinamarca

aumentaron en número, tamaño y complejidad y en Noruega la agricultura se convirtió

por primera vez en un aspecto importante de la economía. Se ocuparon y despejaron

nuevas tierras para los cultivos y la ganadería, y se sabe con certeza que también se crió

ganado en algunas de las pequeñas comunidades pesqueras dispersas al norte del

Círculo Polar Ártico.

En los siglos de la edad del hierro romana pueden descubrirse por primera vez los

comienzos de la organización social y política en Escandinavia que finalmente llevaron

a la formación de reinos unos siglos más tarde y cabe suponer que los contactos

culturales y comerciales con el imperio romano desempeñaron un papel importante en

esta evolución. La mejor prueba de centralización política proviene de Dinamarca,

donde surgió una clase de guerreros que se erigieron en jefes, dominando varias

regiones del país, con una riqueza procedente del control sobre el comercio y la

posesión de tierras y tal vez también con responsabilidades religiosas.

Recientemente se ha investigado un centro desde el cuela uno de estos jefes pudo haber

operado, en Gudme, cerca de la costa oriental de la isla de Fionia, Dinamarca. Allí se

estableció una colonia en el siglo I a.C., que aumentó su tamaño y su riqueza a lo largo

de los siglos siguientes. Su época más próspera fue a finales de la edad del hierro

romana (los siglos III y IV), pero siguió ocupada al menos hasta finales del siglo VI.

Las excavaciones han mostrado que la colonia estaba formada por casas largas del tipo

rural corriente, pero los objetos que se han descubierto dentro y alrededor de ésta son

totalmente diferentes de los que normalmente se encuentran en las colonias agrícolas de

aquella época. Los accesorios de oro de las armas, los anillos de oro y los trozos

cortados de oro y plata indican que aquél no fue sólo un centro agrícola y el carácter

excepcional de Gudme se recalca con el descubrimiento de pequeñas figurillas

estampadas en hojas finas de oro, normalmente asociadas con centros de culto en el

período de migración posterior. El propio nombre de Gudme tiene connotaciones

religiosas: significa “el hogar de dios”.

Un emplazamiento contemporáneo se encuentra en Lundeborg, en la costa, a unos 5

kilómetros. Las investigaciones han revelado que no fue una colonia permanentemente

habitada, siendo estacionalmente ocupada, probablemente en verano y en primavera y

fue un centro de comercio y de fabricación donde se importaban mercancías de lujo, se

hacían joyas y se reparaban barcos. Por consiguiente, parece haber servido de mercado

o de feria y de lugar donde los visitantes (muchos de ellos posiblemente peregrinos)

habrían desembarcado de camino a Gudme.

Dankirke, cerca de la costa occidental de Jutlandia, parece haber desempeñado una

función muy similar a la de Gudme, y pudo haber sido la base del poder de una jefatura

que controló la región meridional de Jutlandia. Otros emplazamientos del mismo tipo

tuvieron que existir en Dinamarca y en la península escandinava durante la edad del

hierro romana, pero hasta ahora no han sido descubiertos, aunque sí se conocen sus

equivalentes del período de migración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: