Hamingja

La Hamingja era un tipo de ángel guardián femenino en la mitología nórdica. Se creía que acompañaba a una persona y que decidía su suerte y felicidad. En consecuencia, el nombre también se usaba para indicar felicidad, y es lo que significa en Islándico moderno. Cuando una persona moría, la hamingja pasaba a un familiar querido y así acompañaba una familia durante varias generaciones y decidía su suerte y felicidad. Incluso era posible prestar la propia hamingja a un amigo, como pasó cuando Hjälte Skäggesson estaba por irse en un viaje peligroso y le pidió al rey Olav II Haraldsson que le prestara su hamingja.

Usualmente aparece durante el sueño en la forma de un animal, pero también puede ser el espíritu de una persona dormida que apareció en la forma de un animal.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: